Las Profecias de la Humanae Vitae

El 25 de julio de 1968 Pablo VI tomó una decisión histórica, y firmó la encíclica ‘Humanae Vitae’… “Con ello firmaba su propia pasión”, sentenció su Secretario de Estado, Cardenal Casaroli. Y así fue. Pero, ¿por qué esa encíclica fue tan criticada entonces? Y ¿cuál es el balance 50 años después? ¿Se cumplieron sus profecías?

El nuevo documental de Goya Producciones, “Las Profecías de la Humanae Vitae” responde a estas preguntas partiendo del gran debate sobre la anticoncepción que agitó a una sociedad y una Iglesia que acababa de acusar el impacto de la “revolución sexual” de mayo de 1968.

LAS GRANDES “PROFECÍAS”

La ‘Humanae Vitae’ advertía de que la anticoncepción acarrearía infidelidad conyugal, degradación general de la moralidad y pérdida del respeto a la mujer. Y sería además un arma peligrosa en las manos de autoridades públicas. ¿Se han cumplido estas previsiones? ¿O se cumplieron las de los revolucionarios del 68 que prometían un mundo feliz con la píldora?

La escritora y socióloga alemana Gabriele Kuby explica en el documental que “no se cumplió la predicción de Habermas, Marcuse y la Escuela de Frankfurt de que si liberas tu sexualidad, y haces todo lo que te da placer, serás feliz y crearemos el paraíso en la tierra. Hemos liberado la sexualidad, pero no tenemos paraíso en la tierra. Ha ocurrido lo contrario”.

¿MÁS PÍLDORA, MÁS INFIDELIDAD?

Para la profesora norteamericana Melissa Moschella, “hay una relación muy estrecha entre el uso de la anticoncepción artificial y el incremento de las tasas de divorcio” que en Estados Unidos están por debajo del 2% en aquellas parejas que no practican la contracepción, mientras que la tasa de divorcio en la población general ronda el 50%. En Europa se produce casi un millón de divorcios al año, o sea una ruptura cada 30 segundos.

“Los adversarios de la encíclica afirmaban que la anticoncepción evitaría abortos, una profecía no cumplida”, comenta el director del documental Andrés Garrigó. El número de abortos ha crecido exponencialmente desde que se generalizó la anticoncepción. Un informe de la Organización Mundial de la Salud los calcula en unos 56 millones entre 2010 y 2014…

¿SE HA PERDIDO EL RESPETO A LA MUJER?

¿Se ha cumplido la profecía de Pablo VI de que la anticoncepción conduciría a la pérdida del respeto hacia la mujer? A la profesora Micaela Menárguez no le cabe duda: “La píldora anticonceptiva, afirma, ha liberado al varón para que haga con la mujer lo que le da la gana y la use, no la ame. Y esto es terrible porque la mujer se ha tomado la píldora pensando que ella era la que se liberaba, cuando lo que ha liberado es a todos los varones que tenía alrededor para que tengan relaciones sexuales con ella sin ningún tipo de responsabilidad ni de autocontrol”. Gabriele Kuby comparte este juicio y añade: “la pornografía es una forma de la más salvaje y brutal falta de respeto a las mujeres, y también lo es para los hombres”.

LA “BOMBA DEMOGRÁFICA”

Otra profecía no cumplida: la de la “explosión demográfica”, que se agitaba en la prensa en los años 60 a 80. Hoy sufrimos lo contrario: un invierno demográfico, “un lento suicidio colectivo”, como lo califica Kuby.

Lo que sí vemos cumplido es el pronóstico de la encíclica de que la anticoncepción se convertiría en un arma peligrosa en manos de los gobiernos. Esto es algo palpable a todos los niveles, en especial en el Tercer mundo. “Hay una presión muy fuerte –asegura en el film el profesor filipino Alan Decanay–, por parte de los productores de píldoras y otros productos de control de la población, y dinero de lobbies que se ofrece a los políticos para que promuevan la llamada mentalidad contraceptiva”.

SEXO INSEGURO Y DEGRADACIÓN

Esa mentalidad, según la profesora de Washington Maria Sophia Aguirre “tiene efectos colaterales, como los programas de educación sexual que se han exportado a América Latina, a África y el resto del mundo. La basan en el llamado sexo seguro, léase: ‘juega con el sexo, pero protégete’. ¿Qué ha resultado de eso? Lo que sabemos tantos años después es que no existe tal cosa como el sexo seguro y que las enfermedades de transmisión sexual han proliferado inmensamente entre los jóvenes, afectando su estabilidad psicológica y su productividad, e incrementando el gasto en salud pública”.

Estadísticas de la Organización Mundial de la Salud citadas en el documental apoyan la profecía de la “degradación general de la moralidad”, por ejemplo: cada día más de un millón de personas en todo el mundo contraen infecciones de transmisión sexual.

LA ALTERNATIVA NATURAL POR ESTRENAR

En 1968 los partidarios de la píldora alegaban que no había alternativa. La había. La encíclica lo deja claro: los métodos naturales de regulación de la natalidad. Se habían ensayado con éxito en 1966 en la Isla Mauricio. Lo cuenta en pantalla su protagonista, la francesa Michèle Guy. “Nos llamaron a la Isla Mauricio porque el Gobierno había hecho venir la Planificación Familiar, pero la población, hindú, católica, y musulmana, no quería medios artificiales. Estuvimos allí dos años para educar a toda la población y salió muy bien. Y la gente estaba completamente de acuerdo con los métodos naturales”. Presentaron un informe a Pablo VI que pudo ser clave en su decisión final.

“Las experiencias en la isla Mauricio, y en diversos países no cristianos, comenta Garrigó, muestran que los métodos naturales no son la “píldora católica” sino que su utilidad es universal. Sorprende que apenas sean conocidos. Eso puede explicarse, en parte, por una leyenda negra de ineficacia que beneficia a ciertos intereses políticos y económicos”.

“La realidad es –dice el ginecólogo Luis Chiva– que los métodos de planificación familiar natural, cuando se utilizan siguiendo las reglas tienen una eficacia altísima y absolutamente equivalente a otra metodología artificial, con diferente filosofía. Cuando ya nos ceñimos incluso a la fase infértil postovulatoria, en esos casos lógicamente los resultados de eficacia son muchísimo más altos”.

CONVERSOS A LA HUMANAE

El documental muestra testimonios de personas convertidas al leer la encíclica. Uno de ellos es el director de la Couple to Couple League de Estados Unidos, Michael Manhart: “Yo soy un converso, tanto a los Métodos Naturales como al catolicismo. Leí la Humanae Vitae suponiendo que la Iglesia me repetiría lo que no debo hacer. Pero resultó ser un documento que pintaba un cuadro maravilloso del matrimonio. Decía que, si separamos el acto sexual de la función procreativa, de hecho desintegramos todo el sentido que tienen el matrimonio y el sexo. Para mí fue una conversión importante. Y aprendí que la Iglesia posee un admirable fondo de sabiduría sobre el significado de ser marido y mujer, de cuáles son nuestros papeles y por qué vivimos aquí en este planeta”.

La ‘Humanae Vitae’ ha sido reafirmada y concretada por el magisterio de Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco. En una entrevista a los periódicos ‘La Nación’ y ‘Corriere della Sera’ el Papa Francisco alabó la “genialidad profética” de Pablo VI que “tuvo el coraje de ir contra la mayoría, de defender la disciplina moral, de aplicar un freno cultural, y de oponerse al neomaltusianismo presente y futuro” al promulgar la encíclica ‘Humanae Vitae’.

Mons. Mario Iceta, Presidente de la Subcomisión Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Española, asistió a la presentación del documental y comentó: “me parece que presenta de un modo positivo y esperanzador la encíclica. Puede hacer mucho bien a los novios, matrimonios y también a una concepción adecuada y luminosa del maravilloso donde la vida.

El documental “Las Profecías de la Humanae Vitae” está disponible online para todo el mundo en vod.encristiano.com y en España también se puede conseguir en DVD en las librerías habituales.

El 25 de julio de 1968 Pablo VI tomó una decisión histórica, y firmó la encíclica ‘Humanae Vitae’…
¿por qué esa encíclica fue tan criticada entonces? Y ¿cuál es el balance 50 años después? ¿Se cumplieron sus profecías?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies